El Movimiento Maker: una tendencia que llegó para quedarse

Estamos habituados a interactuar con un gran numero de dispositivos y tecnologías,  que pueden considerarse una especie de “cajas negras” ya que no tenemos acceso a los planos o configuraciones con los cuales fueron fabricados originalmente, esas condiciones las hemos aceptado como algo normal de acuerdo a nuestro rol como consumidores y usuarios. Contario a esta tendencia y auspiciado por las enormes posibilidades de democratización del conocimiento que ha brindado el desarrollo y la expansión de Internet, se ha gestado un movimiento importante que promueve compartir proyectos, diseños, planos y secretos, con el propósito no solo de que otras personas puedan replicarlos si no que puedan mejorarlos y contribuir de manera cooperativa a que los consumidores adapten la tecnología a sus necesidades especificas.

 

Este movimiento se ha denominado “Maker Movement” y se ha convertido en los últimos años en una tendencia mundial, que ha impulsado el desarrollo de tecnologías como la robótica, domótica, internet de las cosas (IOT) impresión 3D, realidad virtual (VR) y realidad aumentada (AR) entre otras, en contextos  tan diversos como la educación y la industria

 

Los orígenes del movimiento se remontan a 1977 cuando Dale Dougherty comenzó a escribir y publicar manuales de informática, pero seria hasta el año 2006 cuando se acuña el termino “Maker” con la publicación de la revista “Make Magazine”, dando origen a las “Maker Faires” que reúnen miles de creadores y diseñadores bajo la filosofía de “Hazlo tu Mismo” “Hagamoslo Juntos” (Do it yorself, Do it togheter) para experimentar, diseñar, compartir y construir objetos de forma artesanal pero utilizando la tecnología.

 

“Todos podemos ser Makers”

 

Contrario a lo que se pueda pensar, cualquier persona puede ser Maker, no es necesario que tenga conocimientos avanzados en electrónica o programación, para empezar en este mundo, lo mas importante es tener espíritu de colaboración y ganas de aprender.

 

La disminución de los precios de hardware y la masificación de las conexiones de internet de banda ancha, han sido elementos clave para la masificación del movimiento, hoy en día es posible adquirir kits completos de placas Arduino o Rasperry Pi por menos de 50 dólares y conseguir en miles de sitios web, diseños y proyectos para empezar a construir. Las impresoras 3D de pequeño y mediano formato, también se han vuelto accesibles, con costos que van desde los 250 dólares para los modelos básicos.

 

“Un Maker piensa de una manera distinta, no se enfoca en los  problemas  diseña soluciones, no se limita a usar una tecnología, se apropia de ella”

 

En Montería los Makers han encontrado los primeros espacios para desarrollar sus talentos, a finales de noviembre de 2016 se realizo con éxito una Hackaton, en el marco del programa Vivemaker, del Ministerio de las TIC, en esta evento se dieron cita mas de 100 jóvenes y durante dos días desarrollaron una solución tecnológica a un problema de su entorno, como resultado se han conformado grupos y comunidades que ya son referentes en la ciudad, como es el caso de GenMotion Makers @genmotionmakers y de@3D_AXYZ

 

Es de vital importancia para el desarrollo del movimiento Maker  seguir generando espacios y actividades de interacción para esta comunidad,” con el apoyo de las instituciones educativas, gobierno  y del sector productivo.